Potty Training en tres días + certificado de Potty Training GRATIS

No voy a mentir, hace mucho tiempo había comenzado con esto del “Potty training” aproximadamente cuando Amalia tenía 18 meses. La realidad pensaba que ella estaba preparada solo por el hecho de que cuando fuimos a una tienda por departamentos vió un lindo bañito por lo que se antojó y mamá obvio se lo compró . Desde ese día comenzamos con el “potty” pero fueron más los accidentes qué lo que iba al baño, así que desistí de la idea y comenzamos nuevamente con los pañales hasta que sintiera que ella estaba preparada totalmente.

Ya cuando cumplió sus 2.6 años fue cuando finalmente decidí comenzar de nuevo, ¡me sorprendió lo fácil que era! Pude entrenar a Amalia C. en tres días. ¡Y voy a compartir mis secretos, consejos y trucos con todos ustedes! Todo lo que necesitas es, ropa interior divertida (cuando les digo ropa interior es porque se me hizo más fácil con Amalia ya que cuando intente usar “pull up” me decía que eso no eran panties que era “Pamper” lo cual se le hacía difícil diferenciar y por eso no iba al baño), calcomanías, un inodoro y una buena actitud. * Confía en mí en la parte de la actitud, ¡lo necesitarás! *

Procedimiento:

-Hable de “ir al baño en el inodoro” durante unas semanas antes de comenzar.

-Lleve a su niñ@ pequeño a alguna tienda que vendan ropa interior y déjelos escoger un paquete de ropa interior divertido, “stickers” y cualquier material que necesite para el proceso de entrenamiento. ¡Papá fue quien llevó a Amalia a escoger su ropa interior, escogió unos súper coloridos y “fashion” , luego fuimos a una tienda por departamentos a seleccionar los “stickers” de hecho bien bonitos! El hecho de que ella eligiera estos artículos de entrenamiento esenciales realmente la ayudó a entusiasmarse por aprender a usar el baño.

-¡Hazlo divertido! Creé una tabla de entrenamiento para ir al baño y la pegué al espejo del baño. Le expliqué que cuando usara el inodoro, podía poner pegatinas en su tabla y ¡tal vez recibir un premio!

-Prepárate y prepara a tu hijo para el día siguiente. Hable con su niñ@ acerca de ir al baño. ¡Habla de lo emocionada que estás de que se estén convirtiendo en una niña grande! ¡Diles que a partir de mañana, no hay más pañales!

Día uno:

-Desde el momento en que su niño pequeño se despierta, NO MÁS PAÑALES. Ponle ropa interior y explícales otra vez que ¡los pañales son cosa del pasado!

-Llévalo al baño cada 30 minutos. ¡Pregunta constantemente si tienen que ir al baño (hasta el punto en que estás harto de decirlo o te diga que no)!

-Si usan con éxito el orinal, ¡haz un GRAN TRATO! ¡Amalia se emociona tanto cuando iba al baño porque estábamos emocionados por ella! Asegúrate de utilizar la tabla de entrenamiento, hicimos una pegatina para hacer pipi y dos pegatinas para la caca.

-Afirmó qué lo que me ayudó fue decidir ese primer día salir de la casa hacer diligencias todo el día. Fue un momento muy retente pero me dije a misma si pasa esta prueba ya estaba más que lista para el “potty training”. ¡Y así fue!

-Cómo ese primer día fue tan brutal decidí seguir el resto de la noche sin que usara pañal (me dije a misma, si puedo quitar el pañal de día y de noche a la misma vez sería un big ¡WIN! para mi y así lo hice). Me aseguré que no tomara líquido una hora antes de dormir y de cada dos horas preguntarle si quería ir al baño. Les confieso que nunca tuve que llevarla porque me decía que NO y yo confiaba en ella.

-Puede que tenga varios accidentes (no fue nuestro caso pero puede suceder). No te enojes, no te frustres, no te rindas. ¡Esto es normal!

Día dos:

-La misma cosa que el primer día. En este punto, su niño debe comenzar a comprender más lo de ir al baño.

-En el día uno y dos, Amalia tuvo un total de ¡CERO! accidentes.

Día tres:

-En el tercer día, tuvimos nuestra segunda salida! Cuando salgo siempre aseguro de que vaya al baño antes de salir. Luego en el transcurso del día le preguntaba a cada treinta minutos más o menos, “¿tienes que ir al baño?”. Y antes de irme del lugar para montarla en la guagua también me aseguraba de que fuera al baño. Han pasado unas dos semanas y puedo decir que ella está oficialmente entrenada para ir al baño. Me demostró que estaba más que preparada para dejar el pañal, nunca tuvo un accidente ni de día ni de noche, estamos muy felices por eso y más por el alivio al bolsillo. Puedo decir que lo más que me ayudó fue CONFIAR en ella y dejar la histeria.

Aquí están algunas de las señales para saber si su niño está listo:

• muestra interés en el baño / inodoro, enrojecimiento, etc.

• le gusta sentarse en su orinal solo por diversión.

• cuando se sienta en el orinal para practicar (sin un pañal) no intenta huir / llorar / sentirse estresado.

• tiene un pañal seco por largos periodos de tiempo.

• sabe cuándo está haciéndose y puede venir y decirle cuando tiene un pañal desordenado.

Disculpen lo largo del escrito pero sentía la necesidad de compartirles todo claramente ya que es algo que me pidieron mucho que hablara.

Les dejo a continuación los certificados, puede presionar la foto y guardar.

Gracias como siempre por leerme, cualquier duda o pregunta me pueden escribir en los comentarios.

Un beso

Ive 💓

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s